Con la publicación del Decreto No. 40417-H en el Diario Oficial, en concordancia con la Ley 9428, se establece la obligatoriedad de pagar, a partir del próximo mes de setiembre, de forma anual un Impuesto a las Personas Jurídicas.

El importe a pagar variará dependiendo de si las sociedades se encuentran o no inscritas en el Registro Unico de Contribuyentes del Ministerio de Hacienda, y para las que efectivamente lo estén,  de los ingresos brutos que hayan declarado en el período fiscal inmediato anterior.

La Dirección General de Tributación es el ente encargado de administrar y cobrar el tributo, en lugar del Registro Nacional, que lo seguirá haciendo pero únicamente en relación a los períodos al cobro que rigieron durante la Ley 9024, es decir, del 2012-2015. La Dirección General de Tributación creará una base de datos consultable por medios electrónicos para determinar si los contribuyentes se encuentran al día o en estado moroso con el pago de este impuesto.

Existen diversas condiciones que es necesario de tomar en cuenta de previo a pagar el impuesto en mención, por lo que para nosotros será un gusto asesorarle con respecto al monto que deberá de pagar su compañía tanto para este año 2017 como para el periodo 2018 que comenzará a cobrarse a partir de Enero próximo. Así como también, las diversas responsabilidades que tiene usted como socio, como miembro de Junta Directiva e incluso como fiscal, de cumplir con esta nueva normativa.