Con la publicación del Decreto No. 40417-H en el Diario Oficial, en concordancia con la Ley 9428, se establece la obligatoriedad de pagar, a partir del día de hoy y de forma anual, un Impuesto a las Personas Jurídicas.

 

Con esta nueva normativa, se establece la obligatoriedad de pagar los periodos anteriores, años 2012, 2013, 2014 y 2015, en caso de morosidad, 4 meses del año 2017, y los años venideros.
Para los años anteriores ya vencidos, se establece una moratoria de 3 meses para que el impuesto sea pagado sin el cobro de multas ni intereses. Adicionalmente, el monto que corresponde para los cuatro meses restantes del año 2017 y que deberá de ser pagado antes del próximo 30 de setiembre, dependerá de:

 

  1. Si las sociedades no son contribuyentes de otros impuestos (se encuentran inactivas ante la Dirección General de Tributación Directa), pagarán por el año 2017 la suma de ¢21,310.00
  2. Las sociedades con ingresos brutos menores a 120 salarios base, es decir, inferiores a ¢51,144,000 colones, pagarán ¢35,516.66
  3. Las sociedades con ingresos brutos mayores de 120 salario base pero inferiores a 280 salarios, es decir, inferiores a ¢119,336,000,  pagarán  ¢42,620
  4. Las sociedades con ingresos brutos mayores a 280 salarios, pagarán ¢71,033,33

 

Para el impuesto que corresponde al año 2018, debe de pagarse los primeros 30 días del mes de enero de ese año, tomando como base la tabla anterior; sin embargo, su cálculo debe de esperarse a que se defina cuál será el salario base mensual para el año 2018.

 

Ahora bien, importante comentar que en el caso de las sociedades que ya estén inscritas en el RUT  (Registro Único Tributario) por ser obligadas tributarias de otros impuestos o deberes formales, de oficio se les asignará la nueva obligación tributaria.  Las sociedades que nunca hayan estado inscritas en Hacienda por no tener obligaciones tributarias serán inscritas de oficio, por lo que adicionalmente al pago que deberán de realizar, tendrán obligación de presentar ante Hacienda el Formulario D.140 Declaración de Modificación de Datos del Registro de Contribuyentes según el siguiente calendario:

 

  1. a) Cédulas jurídicas que finalizan en 1 y 2 tendrán el mes de octubre 2017 para cumplir con la presentación del formulario.
  2. b) Cédulas jurídicas que finalizan en 3 y 4: Noviembre 2017.
  3. c) Cédulas jurídicas que finalizan en 5 y 6: Diciembre 2017
  4. d) Cédulas jurídicas que finalizan en 7 y 8: Enero 2017
  5. e) Cédulas jurídicas que finalizan en 9 y 0: Febrero 2018.

 

En dicho formulario deberán consignar datos como por ejemplo nombre y datos de contacto del representante legal,  domicilio exacto de la sociedad, actividad económica. El incumplimiento de esta declaración dentro del plazo establecido será sancionado de conformidad con lo dispuesto en el artículo 78 del Código de Normas y Procedimientos Tributarios, es decir, que por cada mes de atraso se deberá pagar la suma de ¢213,100 colones hasta un máximo de ¢1,278,600.

 

Por último, la ley en mención establece en uno de sus transitorios que se concede un plazo de 12 meses a partir del 1 de setiembre para que las sociedades que hayan estado inactivas, entendiéndose por ello las que no hubieren presentado declaraciones de renta,  en los 2 años anteriores, traspasen bienes muebles e inmuebles sin pago de timbres, ni impuestos de traspaso. Así como además, se otorgaron 24 meses para que los representantes legales, los miembros de la Junta Directiva e incluso los fiscales de las sociedades puedan renunciar a sus cargos de manera unilateral, mediante protocolización de la respectiva carta de renuncia. Como condición para la inscripción de estas renuncias, el Reglamento a la Ley de Impuesto a las Personas Jurídicas, dispuso el que la sociedad se encuentre al día en el impuesto generado bajo la Ley 9024, períodos 2012-2015.